miércoles, 3 de mayo de 2006

CUENTO DE AJEDREZ

CUENTO DE AJEDREZ

Estaban por jugar una partida Gonzalo y Martín. Eran amigos, casi, casi, desde que estaban en la panza de sus mamás y hacía un año que habían aprendido a jugar al ajedrez en la escuela. A los dos les gustaba mucho y, en cuanto tenían un rato libre, sacaban el juego de la mochila y se ponían a jugar: en el recreo, a la salida de la escuela, ó los fines de semana en la casa de alguno de ellos.
Ese día, habían ido a la plaza y se sentaron bajo un gran árbol, viejo y frondoso. Aprontaron las piezas sobre el tablero y, cuando se disponían a jugar…, los dos amigos escucharon voces extrañas que venía de lejos… ¿de lejos?… no! Eran vocecitas muy agudas que provenían de abajo… ¿de abajo de qué???…
Gonzalo y Martín se miraron sorprendidos como preguntándose: ¿será posible? Y los dos exclamaron a la vez: ¡están hablando las piezas de ajedrez!… Acercaron sus cabecitas para escuchar mejor:

La Dama Blanca conversaba con las demás piezas sobre el valor que tenía cada una y se reía presumida:
- Ja, ja, ja…Yo soy la Reina, la más linda y valiosa entre las piezas, la más temida por mi poder de acción: me muevo por diagonales, columnas y filas, para atrás y adelante, cuantas casillas quiera!…

Y las Torres intervienen:
- Pero nosotras dos juntas valemos más que vos, presumida! Caminamos por columnas y filas, para atrás y adelante y cuantas casillas queramos también!

En eso, los amigos escuchan a los Alfiles:
- Y nosotros controlamos todas las diagonales del tablero! Juntos somos tan peligrosos que nos dicen "los aviones"…

Y los Caballos opinaron:
- ¡Pero ninguno de ustedes salta como nosotros! Al principio de una partida somos los únicos que saltamos sobre los peones! Ja, ja, ja y, por eso, somos mortales!

Y así siguieron discutiendo un buen rato, hasta que alguien preguntó:
¿Y los peones? ¿Y el Rey? ¿No tienen ningún valor?…
   
- ¡Claro que sí!, dijo el Rey: "a mí me tienen que defender siempre porque si el rival me da jaque mate, perdemos la partida!!"

- Y las piezas, a coro, se rieron a carcajadas: jua, jua, jua… ¡Está viejito y hay que defenderlo, es incapaz de defenderse solo!…
El Rey, avergonzado, se calló la boca y se quedó en su lugar.

¿Y los peones? Son tantos y tan chiquitos que valen apenas un puntito!! Se burló la Dama Blanca, nuevamente.
- ¡Y no pueden volver para atrás!, dijo el Alfil, y encima avanzan sólo de un a un pasito…

JUA! JUA! JUA! Se rieron todas: ¡Sin nosotras, que somos grandes, no pueden hacer nada…!

Los Peones se quedaron muy quietitos y callados, igual que el Rey.

No satisfechas con la pelea entre ellas, las piezas empezaron a atacar y burlar a las piezas negras, por su color tan oscuro, porque juegan siempre después que las blancas, etc., etc.

Gonzalo y Martín, sorprendidísimos por la conversación que habían escuchado, se quedaron pensando un buen rato y luego comenzaron a jugar: Gonzalo con blancas, Martín con negras…

Después de una partida muy luchada, en la que se habían cambiado casi todas las piezas, llegaron a un final con dos peones negros y un caballo blanco, además de los reyes, por supuesto.
Para ésto, las piezas que estaban fuera del tablero, se seguían burlando y gritaban:
- ¡Que abandone el negro! Si total nunca van a poder ganar… Los Reyes y Peones no pueden hacer nada sin nuestro valor y poder!…

La partida continuó:
        1…, f2 jaque¡ Le anunció el peón al Rey Blanco.
2.     Rf1 se corrió el Rey para salir de la amenaza y empezó a llamar, preocupado, a su valiente y saltarín Caballo:
- Eh! Apurate y vení a ayudarme que estos Peones me están acorralando!..
2…, Rf3 jugó el Rey Negro, amenzante y seguro se sí mismo.

El Rey Blanco, asustado, estaba ya a los gritos:
- ¡Apurate, Caballo, que no tengo más movimientos! ¿No era que tus saltos son mortales y que yo sin tu destreza y valor no puedo hacer nada? Pues bien, ahora tienes la oportunidad de demostrar lo que sabes…

3.     Cc7 saltó el Caballo, agitado, a socorrer a su Rey.
3…, g3 se adelantó un paso el Peón Negro riéndose divertido:
- ¡Ya verán quién gana esta partida, piezas arrogantes y soberbias!

El Rey Blanco ya estaba afónico de tanto gritarle a su Caballo que se dé prisa…Pero, ya era demasiado tarde…
4.     Cd5 movió el pobre animal que, con la lengua afuera, ya se daba cuenta que sus saltos no alcanzarían para defender al Rey de la catástrofe…
4…, g2 JAQUE MATE!!! Gritó el Peón Negro orgulloso, mientras se daban un abrazo con el otro Peón y el Rey Negro:
- ¡Jugamos en equipo y ganamos! Y le dimos una buena lección a todas las Piezas Blancas que se burlaban de nosotros, por ser chiquitos y pobres, por ser viejito el Rey y por nuestro color…

Gonzalo y Martín, como buenos amigos, se dieron la mano. La partida había terminado con la victoria de Martín. Y, como habían escuchado la discusión entre las piezas, reunieron a todas y les hablaron:

Todas las piezas son valiosas y se necesitan unas a otras, como nosotros los chicos en el grado. ¿Vieron lo que pasó en la partida? El Caballo no llegó con sus saltos mortales a detener a los valiente Peones que, con la ayuda de su Rey, dieron Jaque Mate al Blanco.
Todas las piezas juntas son como un gran equipo y, cuanto más organizadas y comunicadas estén, mejores resultados obtendrán. Lo que pueden todas juntas es mucho más de lo que puede cada una por separado. En cambio, si se pelean, el enemigo las derrotará.
En ese equipo, cada una tiene su valor y una función diferente, y eso es lo bueno y divertido. ¡Sería tan aburrido que todas movieran de la misma manera o que todas tuvieran el mismo color… ¿se imaginan? ¿Cómo haríamos para reconocer nuestra piezas? ¡No podríamos jugar al ajedrez! (se intentará transferir este concepto a la realidad de los alumnos en el aula ¿qué pasaría si todos fueran iguales? Si todos se llamaran de la misma manera, si todos pensaran y tuvieran los mismos gustos?, etc. etc.

Después de esta charla de los amigos con sus piezas, éstas comprendieron qué equivocadas estaban al burlarse de sus propias compañeras y de las rivales. Se pidieron disculpas unas a otras y, a partir de ese día, comenzaron a jugar como un verdadero equipo!
FIN
           
Nota a docentes: puede dejarse sin la resolución final de manera tal que la produzca cada grupo.
 
Marina A. Rizzo
 
CHELO MAS



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar con el club.